Instant Search

Por fin llegamos al mar! Sâo Francisco do Sul

Por fin llegamos al mar! Sâo Francisco do Sul

Al vivir en Barcelona, teníamos la suerte de poder ir a ver el mar cada vez que se nos antojaba. Además, el sofocante calor de la capital paraguaya incrementaba aún más las ganas de llegar a la costa.

Pusimos en nuestro GPS la dirección de Sâo Francisco do Sul y por muy de noche que llegásemos esa noche, nuestra meta era dormir escuchando el sonido del mar.

No teníamos muchas expectativas del lugar, creo que justamente por eso nos encanto. Sólo buscábamos una playa bonita donde recargar energía con los rayos del sol, pero nos encontramos con la localidad más antigua de la región de Santa Catarina, la cual cuenta con un centro histórico de 400 inmuebles considerados conservados por el “Instituto de Patrimonio Arquitectónico y Artístico Nacional” (IPHAN). Junto a la vereda del río, se puede observar de un lado, todos los inmuebles de diferentes colores formando un paisaje muy pintoresco y del otro lado, un bonito muelle con artesanía elaborada por los lugareños de la zona. También cuenta con el Mercado Municipal, lugar idóneo para tomar un café por la mañana escuchando el golpeo de las piezas de dominó sobre la mesa.

Uno de los mayores atractivos del lugar es el “Museu Nacional do Mar”, inaugurado en el año 1992, con el objetivo de reunir todas las embarcaciones que representan la diversidad del patrimonio naval brasileño. También cuenta con un área gratuita al público sobre la evolución de la humanidad y los navíos.

Después de conocer un poco la cultura del lugar era el momento de darse un buen baño, ¿no creen?. El municipio cuenta con 17 playas, hay para todos los gusto, algunas más tranquilas y otras más apreciadas por los surfistas. Las playas de “Ubatuba” y “Enseada” cuentan con mayor infraestructura turística y son muy visitadas por las familias veraniegas, mientras que “Praia Grande” y “Prainha” son las preferidas por los surfistas. Ambas cuentan con bastante vida nocturna y restaurantes para todos los gustos.

Nosotros elegimos Prainha para estacionar y pasar la noche. Nos estacionamos frente a una pizzería llamada Rapa Nui. Una vez más tuvimos la suerte de ver la gentileza brasileña personificada en su dueño. Después de cruzar unas cuentas frases nos ofreció si queríamos estacionar dentro del patio de su restaurante y ya que la noche no era muy concurrida tuvimos la suerte de compartir unas cervezas con él. Nos contó más sobre como está la situación actualmente en Brasil y lo difícil que es tener un negocio que solo da ganancias en los meses de verano.

Por si no era suficiente todo lo que había hecho por nosotros, por la mañana nos encontramos con otro detalle de Ricardo, nos había dejado una bolsa con algo de fruta y unos aperitivos para empezar el día con energía. <3

Desde este momento empezaba nuestra ruta por el litoral, así queremos seguir hasta llegar a Chui, frontera con Uruguay.

Suggested Posts

2 comments

  1. Olá queridos! Está sendo muito bonita e interessante a maneira como vocês estão relatando toda a viagem tudo que estão vendo e gostando! Estamos vivendo junto com vocês essa aventura maravilhosa através dos seus relatos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Translate »