Instant Search

Ciudad del este, no es sólo un lugar donde ir de compras.

Ciudad del este, no es sólo un lugar donde ir de compras.

Ciudad del Este, es conocido como la frontera donde se puede comprar cualquier cosa a cualquier precio, ya que es un territorio sin impuestos. Por suerte, conocimos a unos aficionados de Volkswagen que nos hicieron ver que no era sólo eso.

Sin darnos cuenta estábamos en dirección al Puente Internacional de la Amistad que une Paraguay y Brasil. Un chico vio nuestra cara de perdidos desde lo lejos, y nos preguntó si íbamos a la frontera, le dijimos que sí y sin decir ni una sola palabra más se subió en una moto y nos dijo que le acompañásemos que él nos guiaba. Empezamos a seguirle pero después de dos calles algo no nos gusto. Nos paramos y le dijimos que no queríamos seguirlo. Claramente él quería convencernos de que nos llevaría por un camino mejor y que podríamos evitar todo el atasco dándole un poco de dinero a los policías de la frontera y a el por la ayuda. Por supuesto, le dijimos que no, que no teníamos dinero y teníamos todo el tiempo del mundo, así que no necesitábamos su ayuda. Así que allí nos dejó en medio de todo el barullo de los grandes centros comerciales con nuestra cara de guiris, en unas estrechas calles llenas de gentes y baches.

Bulliciosas calles del centro de Ciudad del Este.
Bulliciosa calle del centro de Ciudad del Este.

Finalmente, salimos de ahí, pero un poco asustados, no os vamos a mentir, aún no estamos acostumbrados a los sitios multitudinarios. Salimos justo en el puente y sin darnos cuenta estábamos pasando a Brasil. Pero, un segundo, ¡nadie nos selló el pasaporte! Éramos demasiado novatos en esto de cruzar fronteras. Desde aquel momento aprendimos que siempre debes estacionar el coche e ir a la oficina para hacer el registro y que siempre debes de hacerlo primero en la salida del país y luego en la entrada al otro país.

 Sin dudarlo volvimos en cuanto pudimos a tierras paraguayas y allí dio la casualidad que contactamos con un seguidor de nuestra Fanpage, Pablo Troche, en cuanto supo que estábamos por la ciudad nos preguntó dónde estábamos, llamó a otro amigo aficionado de Volkswagen, Mario Vernazza, y nos invitó a comer en “La Alemana Rotiseria Edith”. Tienen un delicioso buffet y aún más deliciosa la carne de su parrilla.

Americá haciendo amigos. :)
Americá haciendo amigos. :)

Sin conocernos de nada, dejaron todo lo que tenían que hacer ese día para mostrarnos Ciudad del Este. Nosotros estábamos preocupados por dónde dormir esa noche en una ciudad tan grande, pero por suerte Mario nos presentó a María Olivia y su familia.

Esta familia se quedará en nuestro corazón para siempre, no sólo nos abrieron las puertas de su casa por cuatro días, sino que también nos aconsejaron como solucionar algunos problemas de América y dejaron todo para mostrarnos el lado más bonito de Ciudad del Este.

Nos llevaron hasta la ITAIPU BINACIONAL, actualmente la mayor hidroeléctrica del mundo en producir energía. Suministra alrededor del 20% de la energía consumida en Brasil y el 75% consumida en Paraguay.

De forma gratuita se puede hacer un recorrido por ella, tanto de día como de noche. Nosotros elegimos ver el espectáculo de luces y sonido que tiene en su horario nocturno. Los turistas son transportados desde la sede hasta la central en bus. Durante todo el recorrido no hay ninguna iluminación para que el impacto visual sea mayor. El bus estaciona en un mirador desde el que se tiene una vista panorámica de toda la represa. Es una experiencia acogedora ver la dimensión de la represa.

Esta represa proporciona luz a muchísimas familias, pero también tiene una parte negativa. Tras su construcción, en 1982, se inundaron los Saltos de Guairá. Eran las cataratas más grandes del planeta en caudal de agua. Tenía siete cascadas y unos puentes de madera que comunicaban de un extremo a otro. Ahora nos preguntamos: ¿Es necesario destruir las maravillas de nuestro planeta para nuestro propio bien?

sete_quedas
Saltos de Guairá. Actualmente inundados por la represa.

Nos quedamos pensativos sobre esos saltos y Maria Olivia nos ofreció si queríamos ir a visitar los Saltos de Monday, los cuales claramente eran mucho más pequeños, pero así nos íbamos preparando para ver las Cataratas de Iguazu.

Los Saltos Monday están a tan sólo 10 Km del centro de Ciudad del Este, en la región de Presidente Franco. Tienen una caída de 45 metros. Cuando se está sobre ellas el sonido es abrumador a la par de hipnotizador. Una decena de pájaros han anidado en su parte baja y está revoloteando todo el tiempo, entrando y saliendo de la cascada. El precio de la entrada para dos personas más el estacionamiento fue 34.000 PYG (5,60€). Después de ver estos pequeños saltos teníamos más ganas aún de ver las Cataratas de Iguazu.

Al día siguiente nos fuimos al mecánico con María Olivia para hacer el último vistazo a América. Hablando con los locales que allí se encontraban nos recomendaron que visitáramos las Cataratas de Iguazú desde el lago argentino y además nos hablaron de una balsa que hay entre Tres Fronteras (Paraguay-Brasil-Argentina) que nos podía llevar directamente a Puerto Iguazú.

El recorrido para dos personas y América nos costo 45,000 PYG (7,50 €). Es una cantidad insignificante para la belleza del lugar. Además, es una forma diferente de pasar la frontera sin ningún atasco ni malentendidos. Os dejamos este video con nuestro recorrido, espero que lo disfrutéis tanto como nosotros lo hicimos.

Por desgracia el tiempo no nos acompañó demasiado, pero Ciudad del Este tiene mucho más que ofrecer. Además, queríamos descubrir Brasil y todo lo que nos tenía preparado.

Suggested Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Translate »