Instant Search

Allá donde los asuncenos pasan su tiempo libre

Allá donde los asuncenos pasan su tiempo libre

Al pasar mucho tiempo en una ciudad tan grande y (tan) contaminada por la masiva afluencia de tráfico, como es Asunción, es necesario desconectar y buscar rincones más naturales.

Si no te quieres alejar mucho, el lugar perfecto para ello es el lago Ypacarai. Nosotros hicimos un recorrido por Ypacarai, San Bernardino y Areguá.

  • Ypacarai

Su significado en guaraní es “lago conjurado”, se dice que está conjurado porque Luis de Bolaño bendijo sus aguas para que no siguiera inundando el valle de Pirayú.

En sus pintorescas calles con casas de todos los colores destaca la iglesia “Sagrado Corazón de Jesús”, aunque por desgracia nosotros sólo la pudimos ver desde su patio.

Antes de entrar al pueblo se puede encontrar la “Playa Municipal de Ypacarai”. Entrar cuesta unos 5.000 PYG (0,90 Cents), pero es el sitio ideal para hacer un rico asado paraguayo, descansar o simplemente admirar la tranquilidad del lago.

IMG_3335
Playa municipal Ypacarai
  • San Bernardino

Fue descubierta por inmigrantes alemanes después de la Guerra de la Triple Alianza, por lo que no es raro que sus construcciones sean similares a las alemanas y que aún hoy en día encuentres por sus calles a personas que no hablan del todo bien el castellano. Actualmente, es uno de los lugares preferidos de los paraguayos para pasar los meses de verano o simplemente pasar un fin de semana.

El único problema de este lago es que su agua es de color verde, por lo que no es muy recomendable bañarse. Los lugareños nos contaron que una compañía japonesa está intentando limpiarlo para que pueda ser usado para el ocio.

El lago tiene un llamativo color verde.
Muelle de San Bernardino
Muelle San Bernardino.

En la parte antigua de la ciudad llama la atención unas escaleras coloridas con cierta similitud a la escalera de Selarón en Río de Janeiro. En lo alto de esta escalera se encuentra un mirador con una estatua hecha en honor a la Virgen de Ntra. Sra. de la Aparecida.

IMG_3345-1
En la parte alta de la escalera se encuentra la “Virgen de la Aparecida”

Pero sin lugar a dudas una de las cosas que más nos sorprendió de este lugar fue ver el atardecer en su anfiteatro abandonado. Desde el primer momento se nos vino a la cabeza lo bello que sería ver un festival de jazz o un cine de verano en este lugar. Navegando un poco por la red leímos que actualmente es de la Municipalidad de San Bernardino, pero éste no tiene fondos suficientes como para reactivarlo. Se está negociando con empresas del sector privado para que inviertan en él y pueda volver a ofrecer grandes espectáculos.

Por toda la ruta desde San Bernandino a Areguá en los meses de agosto y septiembre se encuentran puestos donde venden frutilla (fresas) pintando de rojo el costado de la carretera. Con esta frutilla elaboran licores, dulces, tortas, jugo (deliciosamente frío) o cualquier otra clase de postre.

Productos que elaboran con la rica frutilla (fresas).
Productos que elaboran con la rica frutilla (fresas)
  • Areguá

Es la ciudad del barro, de las casas coloniales y las galerías de arte. La venta de artesanía en barro es su mayor fuente de ingresos y llenan sus calles de colores y recuerdos de Paraguay. Es el lugar perfecto para comprar souvenires.

IMG_3366-1
Cerámica típica del lugar.

Areguá también cuenta con su playa municipal (es un costado del lago Ypacarai) donde poderse esconder un poco del calor paraguayo a la vez de disfrutar de su muelle, piscina, bungalows, zona de camping o camastros. Es muy frecuentado los fines de semana por los lugareños de todas las ciudades colindantes.

Muelle ubicado en la playa de Areguá
Muelle ubicado en la playa de Areguá.

Después de un fin de semana de relax en estos rincones, el ritmo de Asunción es más llevadero. :)

Suggested Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Translate »